sábado, septiembre 17, 2011

No todo está perdido.



Que quienes ejercen cualquier forma de Poder tiendan al abuso es una constante en la historia de la Humanidad, algo sabido. Pero detectar esos abusos y, sobre todo, saber reaccionar con valentía e inteligencia frente a los mismos, nunca es sencillo.
En todas las épocas y en todas las circunstancias quienes abusan de su poder encuentran justificaciones de todo tipo para disfrazar su comportamiento y manejan instrumentos de influencia social para obtener adhesiones inquebrantables, incluso entre las víctimas de sus desmanes (¡Vivan las caenas!).

Más de treinta años después de la entrada en vigor de la Constitución de 1978, que proclama los principios fundacionales de los países más civilizados de la Tierra, actualmente en España, en el marco de los procesos penales se produce diariamente una verdadera masacre de los derechos humanos más esenciales. La Libertad, la Dignidad de la persona, el derecho a un Juicio Justo, son sistemáticamente triturados en un sistema judicial penal viejo, dirigido por funcionarios desencantados entre los que destacan, son famosos e imponen su modelo, precisamente aquellos que conjugando temeridad, soberbia e ignorancia han convertido el cargo de juez en instrumento para su propia vanagloria.

Miles de ciudadanos sufren cada día en esta España del siglo XXI este verdadero agujero negro de nuestro Estado de Derecho, entre asustados y asombrados ante el abuso y arbitrariedad impune del juez de instrucción. De entre todos ellos, uno especialmente dotado de conocimientos jurídicos, valentía, fé en el Estado de Derecho y aptitudes literarias ha tomado el arma de los inteligentes, la pluma, y ha dedidio abrir fuego contra la ignominia impune de un juez de instrucción.

El noble luchador se llama Santiago Muñoz Machado y la ráfaga de su metralleta es un libro: "Riofrío. La justicia del Señor Juez". Al payaso que fulmina en sus páginas no hace falta nombrarlo, todos sabemos quién es.

Recomiendo su lectura encarecidamente a quienes piensen que todo esta perdido, que siempre las cosas son como son, que no merece la pena seguir soñando con un mundo mejor para nuestros hijos o que Dignidad, Justicia, Libertad, Igualda ante la ley o Garantías procesales son antiguallas superadas, propias de sueños de cantautores iluminados y referencias de una Constitución que ya es papel mojado.

Amigos de TDN, nos queda la Palabra para desnudar a los farsantes de nuestros días.
Delante tenemos la carcundia mohosa de siempre, ahora revestida con la seda falsa de "lo políticamente correcto", pero hemos de recuperar la ilusión que un día tuvimos de vivir de pie, con dignidad.

Gracias a Don Santiago Muñoz Machado por su ejemplo.

¡ A por el mar!

1 Comments:

Blogger Driver said...

La palabra sigue siendo el arma que con forma de quilla, abre las olas de la incomprensión, desplaza los bloques pétreos de los hielos glaciares del inmovilismo, se desplaza con templanza en la aguas tranquilas del pensamiento y, si el caso lo exige, se levanta orgullosa manteniendo en firme ademán la bandera del sentido común.

Cuando los sistemas se desmoronan, cuando se pierde el sentido primigenio de lo que un día fue avance y ahora es laste, cuando los ciudadadno miran atemorizados al futuro incierto, es tiempo de volver a la palabra.

Retomar los conceptos y construir el toldo que nos impida abrasarnos bajo un sol, que dejó hace tiempo de ser un sol de justicia.

11:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Cingular Cell Phones
T-Mobile
Locations of visitors to this page Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Free Guestmap from Bravenet.com Free Guestmap from Bravenet.com
<>
Segui @jmcaleroma