viernes, noviembre 03, 2006

(Mentiras).Diario de un paranoico razonable.7





“ De repente todo se había llenado de bruma, como cuando alguien empieza a mentir”.

Hay que buscar con urgencia el origen de ésta situación que padecemos. No te engañes: sólo los estúpidos pacen satisfechos. Mira las caras de la gente: los que sobreviven, los que ya han perdido hace años ese brillo propio de la mirada humana y ríen, beben, se visten todos igual, babean, duermen y miran el tiempo pasar como idiotas. Cada vez menos los que aún mantienen algo de eso que un día llamamos un HOMBRE. Y esos sufren desorientados, indignados ante tanta estulticia.
No te desanimes. Tenemos que buscar el origen de éste nudo si queremos deshacerlo alguna vez. Mira éste texto. Léelo con atención y procura ser discreto. Ya sabes que no consienten la disidencia ( debemos ser prudentes).



“Europa se mentía sin parar, sin pausa y sin descanso: mentían la prensa, la radio, los editoriales, los nuevos medios de comunicación, todo tipo de folletos, la basura con la que se llenaba la conciencia del hombre occidental… Todo emanaba mentiras, como los gases tóxicos emanan del montón de estiercol que arde por combustión espontánea. En éste siglo Occidente se ha mentido a sí mismo y al mundo. Ha mentido constantemente: ha mentido al decir que era una patria y tocar con sus trompetas al mismo tiempo un himno nacional cuando tan sólo se trataba de una mentira, porque los disintos grupos de intereses que dominaban los países sólo veían en ellos la oporunidad de crear una sociedad limitada. Ha mentido al hablar de religión, porque la fachada de un conjunto bien organizado de ilusiones desmitificadas ocultaban los escombros dejados por las creencias. Ha mentido al hablar de arte y no exigir una visión al artista, una visión que posea una fuerza influyente en la realidad y una gran energía creadora, exigiéndole en su lugar un productor de masas, una baratija comercial o política que poder comprar o vender. Ha mentido al hablar de Derechos Humanos y tloerar a la vez que conquistaran el poder absoluto unos regímenes que humillaban y ofendían a todo lo humano. Ocidente ha mentido con la palabra hablada y con la palabra escrita; ha mentido hasta con la música, al arrebatarle la melodía y la armonia para susitituirla por unos histéricos maullidos convulsos y epilépticos.”

(“Tierra, Tierra”, “Föld, Föld ¡”). Sàndor Marai. Narrativa Salamandra. 2ª edición marzo de 2006, página 310).


Sándor Márai escribía éste texto demoledor, recordando sus sensaciones en Febrero de 1947, cuando después de la IIGM pasaba unos días en París y, sentado en un cafe, reflexionaba sobre ese tajo mortal que dividió el mundo en dos.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Enmedio de todas las mentiras estabas tú. Cansado y abrumado. Cuanto más hablabas con los demás, más se liaba el tema.
Te levantastes temprano y en silencio.Te acercastes a la orilla del Mediterráneo y observastes el amanecer rojo.Te limitaste a observar los colores armoniosos de un mar tan viejo como los mares viejos.
Así que te repente lo vistes claro.
Menos lenguaje críptico y lleno de ruido.
La potencia del color era tan simple, que empezó a llenar los entresijos de tu cansado cerebro, y fue regenerando el tejido neuronal, hasta que se ordenaron de forma razonable media docena de ideas claras.
A partir de entonces, fuiste de los más callados de tu barrio. Tal vez el más callado. Pero tus seis ideas claras se lograron pegar a las cabezas de tus hijos.
Y eso, amigo, tal como están las cosas, se convirtió en un gran triunfo.
Así fue como el color se impuso a la mentira.
Porque tal vez los colores de la naturaleza sean eso, un simple ejemplo de síntesis a imitar.

4:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Cingular Cell Phones
T-Mobile
Locations of visitors to this page Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Free Guestmap from Bravenet.com Free Guestmap from Bravenet.com
<>
Segui @jmcaleroma