jueves, febrero 01, 2007

El borrador.



Los jueves por la tarde preparamos el Consejo de Ministros del día siguiente.Anoche no podía conciliar el sueño y la redacción de éste borrador finalmente me dejó descansar un rato. Se lo voy a proponer a ella y si le parece bien, a los demás . Me temo que no le guste, pero lo voy a intentar.
Ciudadanos y ciudadanas, comparezco ante ustedes para comunicarles que en la mañana de hoy he puesto mi cargo de Presidente del Gobierno a disposición de su Majestad el Rey , lo que así mismo he comunicado al Presidente y a la Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español.
Desde hace algo más de treinta meses y conforme los compromisos adquiridos en mi discurso de investidura , he empeñado todos mis esfuerzos como Presidente del Gobierno en dos grandes proyectos que constituían los ejes de mi acción política: de una parte la reforma de la configuración territorial del Estado a través de la actualización de los Estatutos de Autonomía para que puedan ser instrumentos modernos para el objetivo de servicio al ciudadano , en los diferentes territorios del Estado, y de otra parte, la consecución del objetivo primordial de alcanzar la paz mediante el dialogo, que permitiera poner fin a la anómala situación que sufrimos en nuestro país, último de la Unión Europea en el que sigue vigente el fenómeno del terrorismo.
Si bien el primero de los dos que han sido grandes objetivos políticos de mi acción de gobierno ha sido razonablemente cumplido, la situación del segundo de los objetivos, que se ha venido denominado "el proceso de paz" ha llegado a un punto de no retorno atendida, de una parte la imposibilidad de alcanzar un acuerdo político con el principal partido de la oposición y, de otra, la superación de todos los límites de lo políticamente admisible , no solo en la llamada izquierda abertzale o radical, lo que podría haber sido objeto de previsión, , sino , lo que es más grave, por parte del nacionalismo vasco en su conjunto, que confundiendo generosidad con debilidad, ha planteado en los últimos días un auténtico pulso a las instituciones del Estado.
Desde mi posición como Presidente del Gobierno debo asumir la responsabilidad política derivada del fracaso del proceso iniciado. Y la asunción de esa responsabilidad me obliga a considerar que ésta etapa política que quiso hacer de la ilusión por el final de la violencia, su eje central, deba hoy considerarse terminada.
Sin embargo, al tomar esta difícil decisión de dejar mi cargo, quiero reafirmar la fortaleza de las instituciones del Estado que se manifestará mediante el normal funcionamiento de las mismas, desde el cese hasta el nombramiento de un nuevo Presidente del Gobierno, que de acuerdo con las mayorías parlamentarias , debe ser responsabilidad del Partido Socialista Obrero Español.
He expresado en distintas ocasiones a lo largo de mi mandato , que nada ni nadie cambiarían mi forma de ser y los principios que rigen mi actuación política. Desde esos principios éticos he considerado que la etapa política abierta con mi nombramiento como Presidente del Gobierno debe considerarse terminada.
Espero que quien me suceda en el cargo cuente con la lealtad institucional del principal partido de la oposición con a que no he contado y que resulta imprescindible no solo para la realización de políticas de Estado, sino para que no se ponga en riesgo el normal funcionamiento del sistema democrático en nuestro país.
Muchas gracias.

2 Comments:

Blogger Inma said...

Eso fué un sueño claro.


P.D. "Quot captia tot sensus" (o algo así, ya sabes: Tantas cabezas, tantos pareceres)

7:52 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

NO ME VOY POR TRES RAZONES FUNDAMENTALES:
1ª NO PUEDO.
2º NO ME DEJAN.
3º ELLA NO QUIERE.
FDO: JOSE LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO.

NOTA: ¿QUIÉN ES ESA CAMIONERO QUE ME MIRA?

8:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Cingular Cell Phones
T-Mobile
Locations of visitors to this page Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Free Guestmap from Bravenet.com Free Guestmap from Bravenet.com
<>
Segui @jmcaleroma