domingo, abril 29, 2007

ESTA HISTORIA. Alessandro Baricco.

“Esta historia”, en el último regalo de Alessandro Baricco para quienes desde hace años le seguimos. Ahora, de nuevo volveremos a mirar en los escaparates de las librerías, en la reseñas de los suplementos culturales o en las inesperadas páginas de internet, el anuncio de una nueva entrega.
Releo sus páginas buscando pasajes que me hicieron disfrutar. Ya sé es un esfuerzo inútil. Como trozear un cuadro. No me resisto.
Lo que ocurrió en la retina de quien vio aparecer un automóvil por primera vez. La guerra y su desarrollo imprevisible y absurdo. El misterio asombroso y cotidiano de las cosas que pasan. Una moto rompe el silencio del campo. Un niño subnormal busca ansioso la moneda que le regalaron. Finalmente, siempre hay un día y un lugar, en donde el corazón se para. El de Ultimo, como no podía ser de otra manera, “al lado de una de esas carreteras que nadie sabe verdaderamente donde terminan y donde han empezado”.
Gracias Baricco.

“ De este modo se cerrará el circulo de las cosas no acaecidas, que en nuestro oficio, como en la vida, guarda el secreto, y el significado más profundo, de todo lo que existe”.

Ultimo se llamaba así porque había sido el primer hijo.
- Y Ultimo- había precisado de inmediato su madre en cuanto recobró el conocimiento tras el parto.
De manera que fue Ultimo.”

--El padre de Ultimo cambió las vacas por el primer taller de la comarca: Garage Libero Parri. Allí fue a parar un Conde que le propuso ser su mecánico y dedicarse a las carreras. Había que convencer a Florence, su mujer.--

“Quiero contarle algo Florence. Mi padre era un hombre muy rico.Mucho más rico que yo.Lo dilapidó casi todo persiguiendo un sueño absurdo, un asunto de ferrocarriles, una bestialidad. Le gustaban los trenes. Cuando empezó a vender las propiedades yo me fui donde estaba mi madre y le pregunté: ¿Por qué no le detienes? Tenía dieciseis años. Mi madre me dio una bofetada.Luego me dijo una frase que usted, Florence, tiene que aprenderse de memoria. Me dijo: si amas a alguien que te ama, nunca desenmascares sus sueños. El más grande, e ilógico, eres tú.”

“Su padre no dilapidó nada de nada, es uno de los hombres más ricos de Italia y probablemente los ferrocarriles no le han importado nunca un carajo. En cuanto a su madre, descarto que le haya dado una bofetada alguna vez en su vida. Admito que la frasecita de los sueños no está nada mal, pero frases como esa solo son verdad en los libros: en la vida son falsas. La vida es endemoniadamente más complicada, créame”.


“Minúscula, en la nada de aquella tarde, circulaba la motocicleta, un pequeño latido de corazón en la inmensidad del campo. A su paso levantaba un frágil penacho de polvo y dejaba tras de sí un perfume, ácido, a quemado. Luego el perfume se desvanecía y el polvo se disolvía en la luz. De esa forma se cerraba el círculo del acaecer, en la quietud aparentemente inmutable de las cosas”.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"le explicó que nadie tiene que pensar que está solo...sólo somos la curva de un río que viene desde lejos y que no se detendrá después de nosotros"
"...pensó que nunca había respuesta, porque todo camino es circular, y demasiado densa la niebla de nuestro miedo."
"...Y le explicó que la belleza de una recta es inalcanzable, porque en ella están disueltas todas las curvas, todas las tranpas, en nombre de un orden clemente y justo. Es algo que las carreteras pueden hacer, le dijo, pero que en cambio no existe en la vida. Porque el corazón de los hombres no corre recto, y no hay orden, tal vez, en su caminar.Luego dejo de hablar, y permaneció largo rato en silencio, preguntándose de dónde le vendrían aquellas palabras."

7:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Cingular Cell Phones
T-Mobile
Locations of visitors to this page Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Free Guestmap from Bravenet.com Free Guestmap from Bravenet.com
<>
Segui @jmcaleroma