miércoles, noviembre 22, 2006

PRÓXIMO CONCIERTO: “CANCIONES DE HILARIO CAMACHO”.



Me costó volver a escucharlas. Además de la pena, apareció un sentimiento de desazón, de incomprensión, que hacía que no quisiera escuchar su voz. Es como si necesitara un tiempo para aceptar lo que tristemente no tenía vuelta atrás. Después del concierto-homenaje, regresando en el AVE del amanecer, escuché por primera vez “Una mirada diferente”. Entonces empecé a desear cantar todas la canciones seguidas, una detrás de otra, disfrutándolas de nuevo. ¿Qué tiene dentro una canción que te llega, que te gusta? ¿Cómo podría definirse la sensación que te provoca? Es como si te regara un jardín oculto que todos tenemos dentro, íntimo y escondido, demasiado bonito para ser visto, dicho o pensado. Una buena canción lo riega, lo airea, remueve la tierra y te hace sentirte mejor, descansado, inocente, como más dispuesto a ver el lado positivo de las cosas.Hace falta mucho desparpajo y muchos adjetivos para definir las canciones de Hilario. Pero si sólo pudieras utilizar una palabra, diría que son simpáticas. Incluso cuando son tristes, melancólicas, contienen una cierta ironía muy bien mezclada con un poquito de ternura ( si te pasas de dosis empalaga).

Entonces supe que había una manera de comprender todo para seguir adelante: cantar sus canciones hasta perder la voz. Asi nació el deseo que, como cualquiera sabe, luego no hay quien lo pare.

Ya tenemos sitio y fecha. Se va a llamar “Canciones de Hilario Camacho ”, para evitar palabras como “homenaje” o “recuerdo”, que estropean más que arreglan a la hora de expresar lo que tenemos dentro.
Seremos una banda: voces, dos guitarras, bajo, batería y piano.
Estamos disfrutando cada ensayo repasando cada nota, cada acorde.
Tendremos invitados que quieren también quitarse la pena cantando.

Ya sabe Usted que cuento con su presencia, querido lector.

( La ausencia de los datos de día, hora y lugar es deliberada. Saldrán proximamente. Me gusta que mires mi blog).


1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Estoy en la autopista entre Niza y Florencia.
No sé si podré ir a vuestro concierto.
En la cabina de mi Volvo,suenan las canciones de Hilario, mientras que los colores sienas del campo italiano me acompañan.
Como dicen los japoneses, "es mejor viajar lleno de esperanza, que llegar".
Que lo disfrutéis.
Yo como si estuviera.
Ojalá os salga un concierto "africano".
Nota: la música africana es la que sale de dentro, porque simplemente siempre estuvo allí.
Atentamente: Driver.

12:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Cingular Cell Phones
T-Mobile
Locations of visitors to this page Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Free Guestmap from Bravenet.com Free Guestmap from Bravenet.com
<>
Segui @jmcaleroma