domingo, diciembre 16, 2007

(Essential Structure - I -).Diario de un paranoico razonable.

Sometidos a un sofisticado proceso de recogida de datos sobre pulsiones cerebrales no siempre totalmente conscientes, un número no determinado de mujeres y hombres de diferentes partes del planeta, están siendo sometidos, desde marzo del 2000, en la Universidad de Craughford, al sur de Hoowerty, a un minucioso estudio, en un “Gran Hermano” de enormes dimensiones, del que muy pronto tendremos alguna noticia. Algunas de sus conclusiones no se corresponden con lo esperado.
Se trataba de analizar a fondo aquellas reacciones comunes en toda cultura y en cualquier lugar del mundo, que explican y completan el conocimiento científico de relación entre hombres y mujeres, en el específico campo del nacimiento, desarrollo y crisis de la pareja.
El Proyecto, denominado E.St., iniciales en inglés de la expresión Estructura Esencial, dirigido por el Premio Nobel de Bioquímica, Gravic Traettkier, y subvencionado por una veintena de países, forma parte de un programa dirigido a examinar las claves de la relación entre un hombre y una mujer, considerando esta como estructura básica y elemental de todas las sociedades humanas conocidas. Desde ese punto de partida, pretenden afrontar con detenimiento, su evolución en los últimos ochenta años, a lo largo de los cuales, en opinión de algunos promotores del proyecto, se ha producido una devaluación de contenidos en la misma, de desarrollo más repentino y de efectos más fulminantes que el ensanchamiento del agujero de ozono o el inevitable deshielo de los cascos polares.
Mientras las cuestiones referidas a la desintegración háchele rada de los presupuestos naturales/biológicos de la Vida , tal como hoy la conocemos, han sido objeto de una publicidad expresamente promovida, incluso desde acuerdos políticos globales, y a través de campañas de todos ya conocidas, planteadas como verdaderas cruzadas contra el llamado “calentamiento global”, la preocupación de los top-thinkers que asesoran a los gabinetes de poder de las instituciones trasnacionales que han asumido desde hace casi un siglo el gobierno del mundo, por la profunda devaluación de la pareja, ha sido un tema incluido entre las materiales clasificadas, por acuerdo unánime de todos ellos. Por eso, el Proyecto E.St. se mantiene todavía en la más estricta reserva, hasta tanto haya acuerdo en el momento y en el contenido de las conclusiones que se harán públicas.
La explicación de esa “necesidad” de reserva puede encontrarse en los medios empleados en la investigación. Además de haber procedido al secuestro previa narcotización de alguno de los “elementos empleados”, en terminología que el estudio utiliza para referirse a los hombres y las mujeres sobre las que se ha realizado la extracción de datos, posteriormente en la totalidad de los casos se procedió a la hipnosis, se utilizaron psicofármacos y sobre todo, se dejó abierta desde el principio la posibilidad de que alguno de los “elementos” utilizados, no fueran finalmente susceptibles de retorno en condiciones de normalidad a los denominados “puntos de origen”, como se denomina a los lugares desde donde fueron extraídos. La posibilidad de que se produjeran problemas de retorno a la normalidad, obligaba a asumir costes en el proyecto que, en tanto podían suscitar debates éticos, e incluso legales, indeseables, hicieron conveniente y necesario incluir el proyecto entre las materias sustraídas al conocimiento público, es decir, “clasificadas”.

La primera de las conclusiones es que no se han advertido diferencias relevantes entre las pulsiones internas que determinan la relación hombre/mujer, entre los elementos de diferentes edades, culturas y latitudes. Las diferencias que se expresan en las distintas sociedades, se asociacian al lóbulo temporal izquierdo y por tanto, se corresponden con imposiciones asociadas a marcos sociales y familiares autoritarios, normalmente con base en credos religiosos, pero con similares desarrollos en estados comunistas. Concertada con la anterior se ha detectado un componente asociado a procesos cerebrales destructivos vinculados al concepto de culpa, que se activa al poner en contacto hombres y mujeres de diferentes sustratos culturales. Si el encuentro se propicia en condiciones que le proyecto denomina “desencadenantes”, para casi el ochenta por ciento de los hombres la culpa incrementa la libido, mientras que el mismo fenómeno se produce en el diecisiete por ciento de las mujeres.
El primer dato que resulta sorprendente es el de que la casi totalidad de relaciones se produjeron por iniciativa femenina al tiempo que eran considerada conquistas por el mismo porcentaje de los correlativos varones. El siguiente es que la vinculación de la relación sexual a cualquier consecuencia distinta de la generosa remuneración en placer, es casi inexistente en los varones, lo que al tiempo que incrementa el mismo, provoca un efecto de dependencia mayor, mientras que, por su parte, las mujeres atienden a factores y consecuencias previas y posteriores, a las que se sienten vinculadas, con mucha más intensidad que a la satisfacción derivada del orgasmo, lo que deriva en una menor dependencia psico-social al mismo.
Por ejemplo, solamente un tres por ciento de las hembras han asumido relaciones con hombres no asociadas a la idea de la maternidad, mientras que apenas el cuatro por ciento de los varones tuvo algún pensamiento relacionado con la paternidad en un ámbito temporal de cuarenta horas antes y después del “encuentro”, en la terminología del estudio.
(CONTINUARÁ).

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

En la Universidad de Craughford, al sur de Hoowerty, hay un viejo banco de piedra donde se han sentado varias generaciones de amantes.
Si dicho banco tuviera la capacidad de hablar y nosotros la capacidad de escucharle...., ese estudio tendría una enorme extensión, la superficie de Alaska,la distancia entre Madrid y Oslo, la longitud de las olas entre Mazarrón y Efeso.
La distancia entre nosotros y la eternidad.
Atentamente. Driver.

7:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Cingular Cell Phones
T-Mobile
Locations of visitors to this page Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Free Guestmap from Bravenet.com Free Guestmap from Bravenet.com
<>
Segui @jmcaleroma